Legislación

El matoneo escolar será delito en Colombia…

En Cámara, dieron vía libre a la iniciativa que previene hasta los apodos y burlas entre estudiantes.

La Cámara de Representantes aprobó en segundo de cuatro debates el proyecto de ley que ataca de frente el matoneo en los colegios del país.

La iniciativa, encaminada a mitigar el matoneo en las instituciones educativas, establece la creación del Sistema Nacional de Convivencia Escolar.

El representante Telesforo Pedraza explicó que se busca un marco institucional para que el sistema educativo promueva y fortalezca la formación ciudadana y el ejercicio de los Derechos Humanos, sexuales y reproductivos de los estudiantes.

Así mismo, busca contribuir con la “formación de ciudadanos activos que aporten a la construcción de una sociedad democrática, participativa, pluralista e intercultural”.

Dentro de los objetivos está identificar, reportar y realizar el seguimiento a los casos de matoneo y violencia escolar en todo el país. Todo puede surgir a partir de los apodos que en muchas ocasiones son puestos entre compañeros en los colegios.

“Necesitamos enseñarle a la gente cómo prevenir el matoneo y mostrarle a los estudiantes los efectos que causan el acoso. Los apodos, las burlas son los signos de alarma”, destacó.

Y continuó: “De no intervenirse de inmediato, estas situaciones pasarán de ser casos puntuales y particulares a ser parte de la cotidianidad escolar”.

La propia ministra de Educación, María Fernanda Campo, reveló en días pasados las cifras de la Encuesta de Deserción Nacional en el sistema educativo en el último año.

El estudio mostró que 13% de los niños y jóvenes que abandonaron el colegio fueron víctimas del maltrato por parte de sus compañeros o de algún docente, y 15% obedece a razones de conflicto armado.

De acuerdo con la ministra, el matoneo y el ciberacoso escolar son unas de las prácticas más frecuentes que se dan entre estudiantes. Ambas consisten en la intimidación, humillación o incitaciones a la violencia de un estudiante contra otro y se manifiestan a través del hostigamiento fuera o dentro del aula, así como en las redes sociales.

El sometimiento moral y extorsivo, intimidar a través de retos entre pandillas y maltrato físico, con golpes son algunas de las manifestaciones del matoneo.

“El matoneo tiene graves consecuencias sobre la salud, el bienestar emocional y el rendimiento escolar de los estudiantes y sobre el ambiente de aprendizaje y el clima escolar del establecimiento educativo”, agregó la ministra.

Fuente: http://www.elespectador.com/noticias/politica/articulo-385744-aprueban-ley-atacar-matoneo-escolar

—–

[Bogotá] Convivencia Escolar y Matoneo

Política/Actualidad

Desde el año 2008, cuando en ejercicio de la labor como Concejal de Bogotá Celio Nieves Herrera decidió apostarle al proyecto de “Observatorio de Convivencia Escolar”, algunos de soslayo miraron el proyecto como algo intrascendente, no obstante y como siempre ocurre la realidad supera con lujo de detalles cualquier planteamiento teórico que se haga al respecto.

Son tantas y tan variadas las modalidades de matoneo escolar que hoy sorprenden por sus alcances tan nocivos en la convivencia escolar, por ello el concejal considera que el “Observatorio” le apunta a la esencia del problema.

El objeto del hoy acuerdo de la ciudad determinó que “será un espacio de reflexión pedagógica, con el objeto de incentivar la investigación y el diseño de estrategias encaminadas a prevenir situaciones de violencia escolar en las Instituciones Educativas Públicas y Privadas del Distrito Capital”.

A su vez el artículo 3 del Acuerdo establece Líneas de Acción: “El Observatorio de Convivencia Escolar, creará un sistema de discusión y análisis, coordinado por la Secretaría Distrital de Educación y sustentado técnicamente por la información proveniente del Centro de Estudios y Análisis para la Seguridad y la Convivencia de la Secretaría de Gobierno y el Observatorio de Culturas de la Secretaría de Cultura, Recreación y Deporte, y hará contacto con Instituciones públicas y privadas de todo orden distrital, local, nacional e internacional, para crear espacios de discusión, sistemas de información, alertas tempranas, análisis de resultados y generación de estrategias de choque, que puedan optimizar soluciones conjuntas a la problemática de la violencia, orientadas principalmente hacia la convivencia y resolución de conflictos”.

Por lo anterior, el Concejal Nieves Herrera ve con preocupación que la Secretaría de Educación aún no ha dado inicio a la implementación del “Observatorio de Convivencia Escolar”, a pesar de haber hecho su lanzamiento en septiembre de 2010. Se advierte en las instituciones educativas del Distrito un total desconocimiento de la norma y del Decreto 546 de 2011 que lo reglamenta y dos años después de expedido el acuerdo capitalino y contando con un instrumento útil e idóneo se ha dejado pasar el tiempo y no se aplican los criterios esbozados en la norma.

Además de ser autor del acuerdo 434 Observatorio de Convivencia Escolar el Concejal Celio Nieves, también propuso un proyecto de acuerdo que espera su discusión en noviembre de 2012 “Por medio del cual se constituyen equipos interdisciplinarios de orientación escolar”, dicho acuerdo aporta herramientas adicionales en la búsqueda de soluciones de la problemática de violencia escolar y enlaza de manera armónica la intencionalidad del Observatorio dotando a la escuela de profesionales multidisciplinares vitales en la búsqueda de soluciones prácticas.

El Espectador en su edición del sábado 20 de Octubre de 2012, presenta un proyecto que intenta crear el Sistema Nacional de Convivencia Escolar, para que el sector escolar promueva y fortalezca la formación ciudadana y el ejercicio de los derechos humanos sexuales y reproductivos de los estudiantes. Revisando esta propuesta coincide con las acciones que el Distrito ha emprendido en materia de educación sexual con Salud al Colegio y en derechos humanos con la Cátedra de Derechos Humanos impulsada por la SED y la Personería de Bogotá, advertimos que el Observatorio es una herramienta totalmente viable para el tema de convivencia pero la Secretaría de Educación aún no la implementa a sabiendas de su existencia.

“Seguimos insistiendo en que las reglas en sí no solucionan el problema en la medida que no sean aplicadas tal y como su espíritu normativo lo anuncia, porque la escuela termina siendo el receptor de todos los problemas de la sociedad a otro nivel, y por ello se ven reflejadas de una u otra manera; las familias disfuncionales, el maltrato en los hogares, la violencia intrafamiliar, la falta de comunicación en la familia se convierten en una mezcla explosiva que se evidencia en la escuela en sus múltiples dinámicas” señala el Concejal.

Otros diarios como el Heraldo de Barranquilla se preguntan “¿Qué hacer frente al matoneo escolar?” Afirma el diario que desde que existen los planteles educativos ha habido problemas entre los adolescentes, pero que hay una notable diferencia cualitativa entre los comportamientos de los estudiantes de hoy y los de las generaciones anteriores. Colombia no ha sido inmune a los medios de comunicación y ello ha llevado a estereotipar las conductas individuales de los estudiantes que en su soledad acuden a la televisión como medio de compañía, recibiendo una descarga en temas de paramilitarismo, guerrillas insurgentes, novelas y seriados con alto contenido de violencia.

Las sutiles formas de intimidación apenas se están descubriendo y son tan variadas como inverosímiles, desde la simple amenaza hasta el mejor elaborado delito extorsivo que en pasados años han llevado a jóvenes al suicidio frente a sus propios compañeros y hasta al homicidio contra el rector Jaime Rojas de un colegio en Ciudad Bolívar a manos de un estudiante, lo que evidencia que el problema es mucho más serio que un simple acoso, es un muy bien elaborado acorralamiento del sistema que ha sido incapaz de hacer una reflexión de la escuela como escenario de convivencia y de solución de los conflictos.

Al parecer las instituciones se ocupan de temas académicos como preparación de los jóvenes para ganar status en las pruebas nacionales, los asuntos vitales se tratan con talleres en algunas clases o con actos simbólicos de una hora, no quiere decir esto que se deba restar importancia a los procesos académicos propiamente, pero ¿cómo hacer que se avance en lo cognitivo si en lo psicosocial no se trabaja?

Los casos de suicidios y violencia en las instituciones se han observado como asuntos aislados, aun no se evidencian acciones que sean de intervención permanente, pareciera que hubiéramos caído en el olvido del principio fundamental de Durkheim “ Los hechos sociales deben ser estudiados como cosas, es decir , como realidades exteriores al individuo”

Para citar algunos ejemplos, en Medellín en el barrio el Pedregal un niño de 13 años en el aula de clase de su colegio durante el desarrollo de la cátedra de ética y frente a su maestra y compañeros tomó la decisión de quitarse la vida con un revolver sacado de su propia vivienda y lo que se ha podido establecer es que el carácter de su familia disfuncional pudo haber contribuido en este fatal desenlace, entre otros factores. La Secretaría de Educación de Medellín envió a dos Psicólogas a dar unos talleres a los niños durante dos meses y el problema fue tratado más bien con indiferencia.

Otro reciente caso ocurrió en Mariquita (Tolima), una niña de 14 años, tomó la decisión de dispararse frente a sus compañeros en el patio del colegio a pesar de una previa e infructuosa negociación. La menor sacó el revólver calibre 38 de su bolso y haciendo un disparo al aire llamó la atención para luego proceder a colocárselo en el abdomen y accionar al arma de fuego.

Los casos anteriores tienen un denominador común: Familias disfuncionales que son alertas tempranas, deben ser tenidas en cuenta y se pueden evitar bajo un serio diagnóstico profesional, desenlaces fatales que además están poniendo en jaque no solo a autoridades escolares sino que atentan contra la seguridad ciudadana, sin olvidar casos tan estudiados como la “Masacre de Columbine” perpetrada por Eric Harris y Dylan Kold en 1999 donde estos estudiantes armados mataron a 13 personas, hirieron a 24 y luego se suicidaron.

No podemos culpar a la escuela de esto, pero si debemos dotarla de mecanismos que además de acompañar a los estudiantes, docentes y comunidad educativa promuevan la convivencia pacífica. Es un buen momento para hacer un llamado a la Secretaría de Educación del Distrito para que ponga en marcha el Observatorio de Convivencia Escolar y coadyuve a que se convierta en acuerdo de la ciudad el proyecto de “Equipos interdisciplinarios de orientación escolar” Manifestó el Concejal Celio Nieves Herrera.

Fuente: http://www.revistagobierno.com/portal/index.php/politica/actualidad/13152-bogota-convivencia-escolar-y-matoneo

[Video] Denuncie el cibermatoneo o ciberbullying

Tú participación en este foro resulta muy importante, por favor hazlo con buena redacción y respeto.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

FECHA

diciembre 2016
L M X J V S D
« Dic    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031  

Enter your email address to follow this blog and receive notifications of new posts by email.

Únete a otro 1 seguidor

A %d blogueros les gusta esto: